U-Boat Argentina

Este blog tiene como objetivo describir hechos históricos. Bajo ningún concepto se tratan temas políticos. La aparición de cualquier imagen o fotografía relacionada a regímenes totalitarios es puramente ilustrativa y relacionada a temas históricos tocados en el sitio.

Torpedos de un U-boot para el tanquero argentino Victoria

La Cia. Argentina de Navegación Mihanovich Ltda., cuyo director era Alberto Dodero, adquirió en noviembre de 1941 el flamante buque tanque de 7.417 toneladas “Carlantic”, ensamblado por la Cargill Inc, Albany de New York.

Victoria. Uboat.net
El 16 de diciembre de 1941, el “Victoria” dejó el puerto de Nueva York. En la capital de Argentina descargó el petróleo que rellenaban sus bodegas y luego remontó los ríos interiores para dirigirse a Rosario. La ductilidad de sus bodegas le permitió cargar lino que sería exportado en su viaje de regreso a los Estados Unidos. A cada lado des casco llevaba pintadas grandes banderas argentinas y la leyenda Buenos Aires, para que cualquier corsario del Eje se abstuviera de echarlo a pique…
El Orden 21 de abril de 1942
Una hora más tarde, a la 1:45 AM, Schnee disparó otro torpedo G7e para dar el golpe de gracia al buque cisterna, que estalló también a babor entre el puente la torre posterior de cubierta. Finalmente el U-201 salió a la superficie. El comandante había observado luces débiles en la nave antes del ataque, pero, como hemos mencionado, no pudo ver las marcas de neutralidad a través del periscopio y solo las notó después de emerger. Inmediatamente informó de su error al BdU. Schnee alegó en su bitácora que creía que trataba de un buque camuflado de El Salvador, y no así una nave neutral de Argentina. De todas formas a las 06:35 AM el BdU le ordenó retirarse hacia el sur y no volver a atacar.

La tripulación argentina abandonó el barco después del segundo impacto a bordo de dos botes salvavidas. Poco después fueron separados por el viento en la oscuridad. 

La señal de socorro emitida por los argentinos fue recogida por el dragaminas “USS Owl”, que siete horas después del ataque se colocó junto al “Victoria”, que se negaba a desaparecer bajo las olas. 

A pesar de los dos grandes agujeros a babor, la nave lucía con posibilidades de ser salvada. Los estadounidenses enviaron ocho hombres a bordo del tanquero argentino y trabajaron todo el día para arrancar los motores diesel, pero las mareas altas impidieron que un ingeniero pudiera ser trasladado durante la tarde. En consecuencia, los hombres tuvieron que permanecer a bordo la noche siguiente.


El Litoral 23 de abril de 1942

El “Victoria” finalmente llegó a Nueva York el 21 de abril. El torpedeamiento no se conoció de inmediato, y por algunos días hubo algo de confusión. Pasado el 22 de abril no quedaba ya duda alguna de que los dos grandes boquetes que tenía en el casco habían sido hechos por torpedos alemanes. Argentina ordenó una investigación y protestó ante los diplomáticos acreditados en Buenos Aires. 

Para mediados de 1942 las relaciones entre Argentina y Estados Unidos estaban en su peor momento. Castillo y Ruiz Guiñazú habían reusado pocos meses antes, durante la conferencia de Río de Janeiro, seguir a las demás naciones americanas en el rompimiento de relaciones con las potencias del Eje. El “Victoria” fue reparado en Nueva York, pero ya no navegó con pabellón argentino. A cambio de las costosísimas reparaciones, Estados Unidos requisó la nave y fue puesta bajo pabellón panameño y rebautizado “Culpepper”. 

Una cláusula en el boleto de compra permitió al gobierno de los Estados Unidos rescatar el buque, rescate justificado en parte por haber contribuido a su salvataje, y luego por las largas reparaciones que no hubieran podido ejecutarse en nuestro país. 

La compañía Mihanovich realizó reclamaciones al Reich que fueron satisfechas al final de la guerra, cuando Argentina era ya una nación beligerante y había confiscado cuantiosos vienes a los alemanes.

El informe final que figura al pie de la bitácora de la sexta patrulla del U-201, justifica el torpedeamiento del neutral "Victoria" alegando su deficiente pintura de aviso... Pero también nos dice que al momento de lanzar el primer torpedo la nave alemana se hallaba a 600 metros del tanquero.
A pesar de que este documento demostraba que los alemanes sabían de su error, tardaron dos meses en reconocerlo ante las autoridades argentinas; pocos días después el U-202 hundió al "Río Tercero".

Importante artículo publicado en el diario El Litoral el 24 de abril de 1942.


El Litoral 22 de abril de 1942



Fuentes:
El Litoral
El Orden
Uboat.net
AMRE
KTB 6ta patrulla del U-201
FdU / BdU KTB
Histamar